javiero

el mundo no parará, si te quieres bajar, tírate

In filosofás on septiembre 28, 2009 at 8:30 PM

1990 y la tele

se acaba la década del 2000 y con ella una extraña sensación de sentirme como veía a la gente más grande allá en los noventa, aquellos años que convertía en bebes a todos los post1990, cuando encontré mi mayor amistad incondicional de niño, la que me acompañó en todas mis mudanzas y cambios de ciudad, la tele.

Con ella conocí el mundo, la sociedad y sus problemas como si el naranjo era el nuevo rosado o no, como cuantas clases dejaron los Power Rangers por ir a salvar el mundo de los patruyeros, y así cuanta sabiduría adquirida sin filtro, o al menos así me las arreglaba. Cómo no fue capaz de entenderme mi padre cuando me decía luego de una sesión de horas y horas frente a la pantalla ¿prefieres a la tele o a tu familia? cuando me hacía de rogar por salir con ellos (tele tú sabías cual era mi respuesta).

yo quería ver tele 😦

Sin embargo hoy como tantas personas que pasaron  por mi vida, la tele se convirtió en un conocido lejano, de esos amigos que algún día se quedaron hablando toda la noche interesadísimos y días después sólo el saludo. En esta década la tele es muy distinta a cuando eramos íntimos, debe ser que ahora mi amiga de infancia se convierte en fiel compañera de algún otro pequeño de estos años, entregándole la información que quieren que aprendan esta vez, porque ahora grande ya le tomo el peso, ella abría mi cabeza y con una pala metía y metía cuanto podía y yo recibía feliz. La televisión actualmente es la peor de las evasiones, peor que la mariguana con humo más negro, peor que la cocaína con más vidrio molido, peor que todo el alcohol que algún dueño de botillería inescrupuloso pueda vender, porque:

a) Son horas muertas en las que necesitas estar pendiente con la mayoría de los sentidos inmóviles frente a ella.

b) El contenido siempre ha sido el que quieren que veas, no el que quieres ver (así les gusta que pienses).

c) Si quisieras informarte anda a una biblioteca o en internet*. pero la tele nunca ha sido una fuente confiable 100% pese a lo que nos han hecho creer desde siempre (con esto incluyo a los canales culturales).

*internet tampoco es una fuente confiable al 100%, nada lo es, pero si da la oportunidad de ver diferentes fuentes y de ahí armar una hipótesis más neutra.

1990 y mi hermano mayor

Muere Allende y en Chile nace el posmodernismo, se pierde la fe en toda entidad social, llámese ésta familia, educación, religión, y un importante etcétera, tras la caída de la dictadura, la generación anterior (los padres de los nacidos en los 80) asumió un miedo como forma de vida, y así es como criaría a sus hijos, xon miedo PERO ese miedo recaería directamente en la primera mitad de la generación siguiente, los nacidos desde 1980 a 1985 (con excepciones antes y después) y es en ellos que el miedo se vuelve rabia. son los que no tienen nada que perder, los primeros afectados por la posmodernidad. pierden toda esperanza y esto se reflejó mundialmente en la explosión del Grunge. Los adolecentes y jóvenes de los noventa, si se definieran en una palabra “rabia” sería lo más cercano.

Pero en aquellos años la generación actual era(mos) infante(s) aún, y tomamos como modelo o tal vez nos llegó de rebote, la rebeldía que venía atras nuestro, pero ya sin tantas razones, la dictadura había muerto y cuando comenzamos a tener uso de razón ya vivíamos en la (nacida muerta) democracia, entonces directamente ya no teníamos ni las razones ni los odios de aquellas generaciones, que ser punki era porque tenías el espíritu punki del 77 del odio a lo establecido y no porque la música y la “escena” punki era la que la llevaba, entonces fuimos como por decirlo de alguna manera la última generación x híbrida, porque también somos la primera generación que recibió a la actual, la que cuando chico jugó a las bolitas, pero también conoció las primeras consolas de juego masivas. la generación de recambio que recibió la tecnología que sus papás veían como un lujo ajeno a estos países alejados de lo actual. Es así como vemos la generación que nos sigue, esa que cuando chicos veíamos como guaguas, pero que ya están cumpliendo la mayoría de edad, esa generación que para ellos con la revolución pingüina fuimos lo que para nosotros fueron los que vivieron el boom de el rock alternativo de Seatle y el paso del Acid House al Britpop en la isla inglesa, los hermanos mayores.

Sin embargo esta generación que viene, plenamente hijos de la posmodernidad, nacieron con computador en su casa, ven un cassette como nosotros un vinilo, para ellos no es extraño lo pequeño que se hizo el mundo con la expansión de las comunicaciones, tampoco es extraño conocer a alguien por internet, una blasfemia en nuestra generación decir que dos personas se conocieron por algún chat o algo así, que no resultaría y bla bla bla, simplemente poco visionarios. La generación que viene está perdiendo todo tipo de intimidad, de forma voluntaria y sin ver en ello algo malo, internet es su escenario y ahí muestran su vida a ver si otra persona le interesa la obra y disfruta del espectáculo.

Anuncios
  1. que alegría que de nuevo quieras escribir, me encanta que lo hagas, tienes mucho talento, un beso tkm, pero m, me entiendes m,……

  2. yo disfruto tu espectáculo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: